16/10/09

A los impunes no les importa la paz




La impunidad del sistema es mucho mas importante que la paz
Ricardo Arturo Salgado
Rebelión



Los señores golpistas se han dedicado a perder el tiempo de todo el mundo, con el propósito de perpetuar en el poder el oprobio en que han mantenido a nuestro país por mas de cien años el bipartidismo y la abyecta clase dominante, que nunca ha tenido identidad propia. Lo único que se puede decir tiene en común es su ambición y avaricia sin limites.


Las decisiones de corte fascista adoptadas por el régimen, que incluyen la cancelación del año escolar con la promoción automática; la revisión de la formula para fijar precios de combustibles que le dará a las transnacionales de vuelta lo que el presidente Zelaya les quitó, y muchas arbitrariedades más.


Mas allá de la aberración jurídica y los crímenes de lesa humanidad, debemos ver este golpe como un jugoso negocio para los que lo patrocinaron. El latrocinio no tiene límites. A pesar de que no tiene dinero para pagar planillas el estado paga cuotas millonarias a publicistas extranjeros para subirle la imagen a Micheletti (a pesar de que este asno es invendible desde el punto de vista del mercadeo).


Recientemente el ministro de la presidencia de facto, Rafael Pineda Ponce, que solo tiene mas delitos que años, le dio, de las arcas del estado, 2.4 millones de lempiras para apoyar las marchas de los grupos de apoyo al golpe. Eso por cierto es un gran negocio para unos pocos.
Por otro lado han mantenido activo al ejercito por mas de 100 días, algo bastante sorpresivo para unas fuerzas armadas que nunca pudieron mantenerse por mas de tres días para mantener la seguridad ciudadana, debido a al elevado costo de esta acción.


Y es que el ejército de Honduras, es una fuerza eminentemente represiva. No posee formación en ninguna otra función de servicio a los intereses del país. De hecho, hasta la fecha ha sido uno de los organismos mas corruptos de la estructura estatal. Un ejemplo de esto es la falta de movilización de la Fuerza Naval por la falta de combustible; además cuando los gringos les donan carburantes, estos son vendidos por los oficiales de turno.


¿Como algo tan podrido se ha podido mantener activo, movilizado, por mas de 100 días? La respuesta seguramente la podremos encontrar en la base Soto Cano, y en los pasillos del Pentágono, tal vez en el departamento de Estado e incluso en los corredores de la OEA. La policía ha sido aun peor que el ejército en el pasado, ¿será que habían “ahorrado” para esta ocasión?
Pero las palmas se las lleva el sistema de justicia, que todavía hoy tiene una mora judicial de 5 años (casos sin resolver por hasta 5 años, siendo conservadores). Un sistema que mantiene presos individuos por el robo de una gallina hasta por 16 años, sin acusar nunca a los criminales mas connotados.


La huelga de fiscales del año 2008 reveló como las administraciones de Carlos Flores y Ricardo Maduro habían condonado deudas multimillonarias con el estado a grandes empresas. Un ejemplo de estas puede ser el caso de la condonación de 120 millones (unos 7 millones de dólares)de lempiras en impuestos a Lafarge, cementera de origen francés; o el “olvido” de la deuda de la aseguradora INTERCASA, a Hondutel (por mas de 400 millones de lempiras, unos 20 millones de dólares) propiedad de José Rafael Ferrari (Televicentro), Banco Mercantil (Jacobo Atala y familia, además del cubano anti castrista José Lamas).


Con el golpe, los beneficiarios de todos estos actos de corrupción dieron un paso adelante hacia la impunidad. Ahora obtienen mas contratos que pagará el estado, por lo que la inversión que hicieron en el proceso ilegal, según ellos, les pagará muy buenos dividendos. Uno de los beneficiarios mas notables de esta repartición es Elvin Ernesto Santos, candidato a la presidencia del Partido Liberal de Honduras, cuya empresa, Santos y Asociados, constructora que mantiene contratos por casi mil millones de dólares con el estado de Honduras.


No debemos olvidar que muchos candidatos hoy, son hijos de antiguos jefes liberales, por lo que, por medio del nepotismo, la cadena de enriquecimiento ilícito ha sido una constante por años. Para el caso, el Elvin Santos padre fue alcalde de la ciudad capital, y también Ministro de carreteras, en administraciones liberales: Mientras ejercía estas funciones, se convirtió en un prospero empresario de la construcción.


En esta sopa de corrupción no podía faltar el congreso nacional, en el que al menos un 66% de los diputados tiene vínculos directos con empresas que los mantiene en sus planillas mensuales; muchas veces ganan mas de las empresas que del congreso mismo. A esto se suman los beneficios legales otorgados a los diputados.


No es raro que todo este aparato de corrupción quiera mantener bajo su control todos los estamentos de justicia del país. No sorprende que el estado de honduras, a través de la Procuraduría General de la República rara ve gane un caso contra los empresarios en las cortes de justicia.


El precio que le tendrán que pagar al imperio es mejor no imaginarlo, seguramente se trata de algo mas espeluznante que el golpe mismo.


La pregunta obvia que se viene a la mente es: ¿bajo estas condiciones de impunidad, será posible que los golpistas se echen atrás por su propia voluntad?. La respuesta es obvia. Por eso no se puede esperar nada positivo de la negociación que esta a punto de fracasar.


Hoy la respuesta que se impone es la diversificación de la resistencia. El paso hacia una nueva etapa de lucha es un mandato histórico. Lo que no se nos da tendremos que arrebatarlo.
¡Al golpista traidor castigo ejemplar!
¡Ni olvido ni perdón!
¡Hasta la victoria siempre!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada